Home » Una historia que comenzó en 1927

Una historia que comenzó en 1927

baq2Al promediar el siglo pasado, Valparaíso era uno de los principales puertos del Pacífico Sur, debido a que todas las rutas marítimas cruzaban el Estrecho de Magallanes. Por esta razón la ciudad contaba con un comercio al estilo de los grandes puertos de Europa; variado y floreciente.

Estas empresas comerciales significaban una fuente de integración permanente y sostenida para el país, por lo cual el gobierno dictó normas específicas para reglamentar sus actividades mercantiles. Los comerciantes al comprobar que individualmente no eran fuerza representativa en esferas gubernamentales, decidieron unirse para crear un organismo que les prestara asesoría y representatividad a nivel nacional e internacional; este organismo se llamó Cámara Central de Comercio de Valparaíso. Con este organismo, los comerciantes lograron obtener el apoyo que necesitaban para desarrollar en mejores condiciones las labores propias de su giro comercial.

En Iquique no existía una Cámara de Comercio para el año 1926, aunque poseía un comercio creciente, lo que si existía era una Delegación de la Cámara Central de Comercio de Valparaíso, cuyos miembros eran comerciantes iquiqueños. Estos mantenían una comunicación permanente con la Cámara Central de Valparaíso a fin de solicitar asesoría y soluciones a problemas netamente locales, tales como: La proliferación de contrabandistas y ladrones y el discriminatorio horario de comercio.

Por su parte, la Cámara Central intercedía entre las autoridades gubernamentales del país buscando soluciones a los problemas planteados o dictaba normas bajo las cuales se regía la Delegación de Iquique.

En 1927, cuando nuestra ciudad tenía un comercio brillante y cosmopolita, se hizo necesario contar con los servicios de un Síndico de Quiebras para poder encausar todas las operaciones comerciales dentro de los márgenes establecidos por la legislación vigente de nuestro país.

Una disposición dictada por el Ministerio de Justicia, D.L. 778 de fecha 19 de Diciembre de 1925, concedía a las Cámaras de Comercio del país con personería jurídica, la facultad de proponer las personas que podrían desempeñar las Sindicaturas de Quiebras. Esto motivó a la Delegación de Iquique a constituirse en Cámara de Comercio con personería jurídica, con el fin de elegir los Síndicos de Quiebras de la ciudad.

Entre los años 1927 y 1929, los comerciantes iquiqueños sufrieron grandes pérdidas por el caos político existente, situación que se acrecentó posteriormente. De esta época oscura de gobierno no se tienen mayores antecedentes que tengan relación con alguna Cámara de Comercio de Iquique. Desde 1929 a la fecha, este organismo ha sufrido modificaciones institucionales, administrativas y estructurales en pro del bienestar de sus asociados.

Actualmente, la Cámara de Comercio de Iquique se rige por los estatutos que constan de Escritura Pública de fecha 8 de Octubre de 1943, otorgada ante Notario de nuestra ciudad, don Aníbal Oyarzún Lorca, adecuados a las disposiciones contenidas en los D.L. 2757 de fecha 05 de Julio de 1979, y D.L. 3167 de fecha 5 de Febrero de 1980, según consta en el Acta de la Asamblea Extraordinaria de Socios de fecha 14 de Agosto de 1980, con la asistencia del Notario de Iquique, don Manuel Schepeler Raveau.